miércoles, 3 de diciembre de 2014

Atraccion fisica: Ratio cadera-cintura






¿Qué tienen en común la modelo Naomi Campbell, la actriz Jennifer Lopez y la muñeca Barbie? Una cintura estrecha, pechos firmes y rasgos simétricos. Según el científico Devendra Singh, de la Universidad de Texas, Estados Unidos, la atracción que despierta una mujer se puede medir mediante una fórmula sencilla, de cuya aplicación surge una cifra a la que Singh llama “coeficiente de atracción física”. Para obtener los datos iniciales basta con un centímetro, ya que sólo se trata de tomar el perímetro de la cintura y dividirlo por el tamaño de la cadera. "El coeficiente 0,8, que resulta de dividir una cintura de 80 centímetros por una cadera de 100, es señal de buena salud", afirma Singh. Pero agrega: "El ideal es 0,7; es decir, una cintura de 70 centímetros y una cadera de 90”.

Historia de la disfuncion erectil






La disfunción eréctil (con frecuencia aún llamada en español incorrectamente impotencia, que técnicamente ya no es el término aceptado por los especialistas en sexología) es la incapacidad repetida de lograr o mantener una erección lo suficientemente firme como para tener una relación sexual satisfactoria. En los hombres mayores, la DE generalmente tiene una causa física, como una enfermedad, una lesión o efectos secundarios de medicamentos. Cualquier trastorno que cause una lesión en los nervios o que deteriore el flujo de sangre al pene puede causar DE. La incidencia aumenta con la edad: alrededor del 5 por ciento de los hombres de 40 años de edad y entre el 15 y el 25 por ciento de los hombres de 65 años de edad experimentan DE. Pero la disfunción eréctil no es necesariamente una parte inevitable del proceso de envejecimiento.

jueves, 2 de octubre de 2014

Onanismo: Circuncisión y cereales (Dr. Kellogg)




El Dr. Kellogg fue un entusiasta activista contra la masturbación, llegando a recomendar métodos bastante extremos. En su obra Tratamiento contra el auto-abuso y sus efectos escribió: "El remedio contra la masturbación que resulta casi infalible en niños pequeños es la circuncisión. La operación debe ser llevada a cabo por un cirujano sin administrar anestesia alguna, pues el breve instante de dolor durante la operación tendrá un efecto saludable en la mente del individuo, tanto más si se asocia con la idea de castigo. En las mujeres, el autor ha descubierto que la aplicación de fenol puro en el clítoris supone un método excelente de calmar una excitación anormal". Convencido de que el onanismo se trataba de un pecado sensual de la carne, una forma de auto-abuso y un hábito obsesivo común en adolescentes varones y otras personas, Kellogg abogaba firmemente por dejar al descubierto el glande, muy sensible y sujeto a roces durante la masturbación.

Orgasmo: Neuroquimica del placer




Si bien existen pocos experimentos dirigidos a establecer las bases neuroquímicas del orgasmo, numerosos datos derivados del uso de fármacos (medicina, drogas, etc.) nos revela la participación del sistema dopaminérgico como disparador y serotonérgico como inhibidor de la respuesta del orgasmo. Estos datos derivados de la farmacología coinciden con los obtenidos por técnicas de de neuroimagen que muestran la activación de las neuronas dopaminérgicas del núcleo tegmental ventral y de sus terminales en el núcleo accumbens durante el orgasmo de mujeres y hombres.

miércoles, 30 de julio de 2014

El fenómeno Viagra (Sildenafilo)




El Citrato de sildenafilo (compuesto UK-92,480), vendido bajo la marca Viagra, Revatio y otros, es un fármaco utilizado para tratar la disfunción eréctil y la hipertensión arterial pulmonar (HPP). Originalmente fue desarrollado por científicos británicos y luego llevado al mercado por la compañía farmacéutica Pfizer. Actúa mediante la inhibición de la fosfodiesterasa tipo 5 específica de GMP cíclico (PDE5), una enzima que promueve la degradación del GMPc, que regula el flujo de sangre en el pene. Desde su disponibilidad en el año 1998, el sildenafilo ha sido el principal tratamiento para la disfunción eréctil, sus principales competidores en el mercado son el tadalafilo (Cialis) y vardenafilo (Levitra).

El abuso sexual a menores y el silencio que los rodea



Clicar en el enlace para descargar el libro.

martes, 29 de julio de 2014

De la impotencia a la disfuncion erectil: El marketing de Viagra




La disfunción eréctil (con frecuencia aún llamada en español incorrectamente impotencia, que técnicamente ya no es el término aceptado por los especialistas en sexología) es la incapacidad repetida de lograr o mantener una erección lo suficientemente firme como para tener una relación sexual satisfactoria. En los hombres mayores, la DE generalmente tiene una causa física, como una enfermedad, una lesión o efectos secundarios de medicamentos. Cualquier trastorno que cause una lesión en los nervios o que deteriore el flujo de sangre al pene puede causar DE. La incidencia aumenta con la edad: alrededor del 5 por ciento de los hombres de 40 años de edad y entre el 15 y el 25 por ciento de los hombres de 65 años de edad experimentan DE. Pero la disfunción eréctil no es necesariamente una parte inevitable del proceso de envejecimiento.

jueves, 24 de julio de 2014

Cómo identificar a un abusador de niños o pederasta


Todos los padres quieren proteger a sus hijos de los depredadores sexuales, pero ¿cómo los mantienes a salvo cuando no sabes cómo detectar uno? Cualquiera podría ser un posible pederasta, por lo que reconocerlo puede ser una tarea difícil, especialmente porque la mayoría, al comienzo, son personas que se ganan la confianza de los niños que abusan. Continúa leyendo para aprender a reconocer qué comportamientos y características son señales de alerta y cómo impedir que personas peligrosas se acerquen a tu hijo(a). 

Parte 1 de 2: Conocer el perfil de un posible abusador




1º Entiende que cualquier adulto podría ser abusador sexual. 

No existe una característica física, profesión o tipo de personalidad que compartan todos los abusadores. Pueden pertenecer a cualquier sexo o raza, y sus afiliaciones religiosas, ocupaciones y pasatiempos son tan variados como los de cualquier otra persona. Un abusador podría parecer encantador, amoroso y completamente amable mientras alberga pensamientos típicos de un depredador sexual que oculta hábilmente. Eso significa que jamás debes descartar completamente la idea de que alguien podría ser un abusador.[1] 



2º Ten en cuenta que la mayoría de abusadores son personas que los niños de los que abusan conocen. 

El 30% de los niños abusados sexualmente han sido víctima de algún familiar, mientras que el 60% han sido víctima de un adulto que no era un familiar pero sí un conocido. Esto significa que sólo un 10% de los niños abusados han sido atacados por un completo extraño.[2] 
  • En la mayoría de casos, el abusador resulta ser alguien conocido por el niño por medio de la escuela o de otro entorno, como un vecino, un maestro, un entrenador, un sacerdote, un pastor, un instructor de música o una niñera(o).[3] 
  • Los familiares como los padres, abuelos, tíos, primos, padrastros, etc. también podrían ser depredadores sexuales. 



3º Conoce las características comunes de un abusador. 

Aunque cualquiera puede ser uno, la mayoría de ellos son hombres, independientemente de si sus víctimas son de sexo masculino o femenino.[4] Muchos depredadores sexuales cuentan con un historial de abuso en su propio pasado, ya sea de tipo físico o sexual. 
  • Algunos también padecen una enfermedad mental, como un trastorno del estado de ánimo o de la personalidad.[5] 
  • Los hombres heterosexual y homosexuales tienen la misma probabilidad de ser abusadores. La idea de que los homosexuales son más propensos a serlo es un mito.[6] 
  • Las abusadoras tienden a abusar más de los niños que de las niñas. 




4º Mantente al tanto de los comportamientos comunes de los abusadores. 

A menudo no les prestan tanto interés a los adultos como a los niños. Podrían tener empleos que les permitan estar cerca de los niños de una edad determinada, o planean otras formas de pasar tiempo con ellos trabajando como un entrenador o una niñera(o).[7] 
  • Los abusadores tienden a hablar de los niños o a tratarlos como si fueran adultos. Podrían referirse a ellos en la misma manera en que lo harían con un adulto, amigo o amante. [8] 
  • Los abusadores a menudo dicen que aman a todos los niños o se sienten como si aún lo fueran. 



5º Busca señales de "grooming". 

El término “grooming” se refiere al proceso que el potencial abusador emprende para ganar la confianza de un niño, y a veces también la de los padres. A lo largo de los meses e incluso años, el abusador se irá convirtiendo en un amigo de confianza para la familia, ofreciéndose a cuidar a los niños, llevarlos de compras, de viaje o incluso pasar tiempo con ellos de alguna otra forma. En realidad, muchos de ellos no abusarán de un niño hasta haberse convertido en alguien de confianza. 
Los abusadores buscan niños vulnerables a sus tácticas, porque carecen de apoyo emocional o no reciben suficiente atención en casa. Intentarán convertirse en la figura “paterna" para el niño. 
Algunos pederastas se aprovechan de los niños de padres solteros que no pueden supervisarlos con mucha frecuencia. 
Un pederasta normalmente empleará un gama de juegos, trucos, actividades y lenguaje para ganarse la confianza y/o para engañar al niño. Estos incluyen: guardar secretos (los secretos son importantes para la mayoría de los niños, siendo vistos como algo de “adultos” y como una fuente de poder), juegos de contenido sexual explícito, cariños, besos, tocamientos indebidos, comportamientos provocativos, exposición del infante a material pornográfico, extorsión, soborno, adulación, y, lo que es peor, afecto y amor. Ten en cuenta que estas tácticas se utilizan básicamente para aislar y confundir a tu hijo(a). 

Parte 2 de 2: Proteger a tu hijo(a) de los depredadores sexuales 



1º Descubre si hay pederastas viviendo en tu vecindario. 

Puedes utilizar la base de datos nacional de delincuentes sexuales del Departamento de Justicia de los Estados Unidos (www.nsopw.gov/en-US) o de tu país, para determinar si algún delincuente sexual registrado vive en tu área. Todo lo que tienes que hacer es ingresar tu código postal, realizar una búsqueda, y podrás ver dónde viven los pederastas. 
  • También puedes buscar nombres individuales para ver si alguna persona en específico es un delincuente sexual. 
  • Es bueno estar al tanto de los depredadores potenciales, pero debes saber que es ilegal tomar cualquier tipo de acción contra el agresor sexual que haya cumplido su condena. 



2º Supervisa las actividades extracurriculares de tu hijo(a). 

Involucrarte tanto como puedas en la vida de tu hijo es la mejor manera de protegerlo contra posibles abusadores. Ellos buscarán un(a) niño(a) que sea vulnerable y que no reciba mucha atención por parte de sus padres. Preséntate en sus juegos, prácticas o entrenamientos, acompáñalo(a) a sus viajes de excursión e invierte tiempo en conocer a los adultos que son parte de la vida de tu hijo. Deja en claro que eres un padre presente y te involucras en su vida. 
  • Si no puedes ir a un viaje o a una excursión, asegúrate de que al menos dos adultos que conozcas bien acompañen a tu hijo. 
  • No dejes solo a tu hijo con adultos que no conozcas bien. Incluso los parientes pueden representar una amenaza. La clave es estar lo más presente posible. 


3º Instala una nanny cam (cámara para niñeras) si contratas a una niñera. 

Hay momentos en los que no podrás estar presente, así que emplea otras herramientas para asegurarte que tu hijo(a) esté a salvo. Instala una cámara escondida en tu casa para detectar alguna actividad inapropiada. No importa lo bien que creas conocer a alguien, necesitas tomar precauciones para la seguridad de tu hijo(a). 



4º Enséñale a tu hijo acerca de la seguridad en línea. 

Asegúrate de que sepa que a menudo los depredadores se hacen pasar por niños o adolescentes para atraer a los infantes por Internet. Vigila el uso que le da tu hijo al Internet, fijando reglas para limitar el tiempo que pasa en el “chat”. Ten conversaciones periódicas con tu hijo(a) acerca de las personas con quiénes se comunica por Internet. 
  • Asegúrate de que tu hijo sepa que nunca debe enviar imágenes a ninguna persona que haya conocido por Internet o con quién se esté comunicando. 
  • Debes saber que a menudo los niños son reservados sobre su comportamiento en Internet, por lo que tendrás que permanecer atento(a) para mantenerte informado de la actividad en línea de tu hijo. 



5º Asegúrate de que tu hijo(a) se sienta emocionalmente apoyado(a).[9] 

Puesto que los niños que no reciben mucha atención, son especialmente vulnerables a los depredadores, asegúrate de pasar mucho tiempo con él/ella y que se sienta apoyado(a). Tómate el tiempo para hablar con él/ella a diario y construir una relación abierta y de confianza. 
  • Manifiesta interés en todas las actividades de tu hijo, incluyendo las tareas de la escuela, las actividades extracurriculares, pasatiempos, entre otros. 
  • Permite que tu hijo(a) sepa que puede decirte todo y que siempre estás dispuesto(a) a hablar. 



6º Enséñale a tu hijo(a) a reconocer los tocamientos inapropiados. 

Muchos padres emplean el método del “toque bueno, malo y secreto”. Consiste en enseñarle a tu hijo(a) que existen algunos toques apropiados como palmadas en la espalda o chocar los cinco: existen otros no gratos o “malos” como golpes o patadas, y también están los toques secretos, que son toques que se le pide al niño mantener en secreto. Emplea este método o algún otro para enseñarle a tu hijo(a) que algunos toques no son buenos y que si suceden, debería contártelo inmediatamente.[10] 
  • Enséñale que nadie puede tocarlo(a) en las áreas privadas. Muchos padres definen estas áreas como aquellas cubiertas por el traje de baño. 
  • Enséñale a tu hijo(a) a decir “no” y alejarse si alguien intenta tocarlo(a) en un área privada. 
  • Dile que acuda a ti de inmediato si alguien lo/la toca de manera inapropiada. 



7º Reconoce cuando algo no está bien con tu hijo(a). 

Si notas que tu hijo(a) actúa de forma distinta, aborda el problema para averiguar lo que está mal. Preguntarle con frecuencia cosas acerca de su día, incluyendo si ocurrió alguna clase de toques “buenos”, “malos” o “secretos”, ayudará a mejorar la comunicación con tu hijo(a). Nunca hagas caso omiso si tu hijo(a) te dice que fue tocado(a) de forma inapropiada o que no confía en un adulto. Confía en él/ella en primer lugar. 
  • Nunca descartes sus quejas sólo porque el adulto en cuestión es un miembro importante de la sociedad o parece incapaz de semejantes cosas. Eso es precisamente lo que quiere un pederasta. 
  • No olvides que lo más importante que puedes hacer para proteger a tu hijo(a) es escucharlo(a). Evalúa sus necesidades y deseos, habla con ellos y, en definitiva, sé el mejor padre que puedas. En conclusión, si no le prestas atención a tu hijo(a), alguien más lo hará. 


Advertencias

  • Recuerda, si un niño luce aislado o molesto, lo vuelve un blanco muy fácil para un depredador. Indaga sobre la vida escolar de tu hijo(a), averigua quiénes son sus amigos. Si no tiene ninguno, esfuérzate para que eso cambie. Mantenerse en grupo es muy importante y en muchos casos puede salvar su vida si no puedes estar presente. 
  • Aclaración de términos: Un pedófilo es aquél que siente atracción sexual, romántica y/o erotica principalmente por los niños preadolescentes (un error común en los medios de comunicación es definir a un pedófilo como una persona atraída hacia alguien por debajo de la mayoría de edad, ampliando la definición a los que se sienten atraídos por los adolescentes, lo que es incorrecto). Un hebéfilo es aquel que se siente atraído principalmente por los jóvenes que se encuentran en plena etapa de la adolescencia, mientras que un efebófilo es alguien atraído hacia adolescentes que ya pasaron la etapa de la pubertad. Un pederasta es alguien que abusa de un niño, independientemente de sus atracciones o preferencias sexuales. 
  • Esto no significa que debamos tener simpatía por el pederasta, sino que debemos estar permanentemente al tanto de las fallas de la sociedad y luchar por corregirlas siempre que sea posible prestando mucha atención a nuestros hijos y brindándoles líneas de comunicación y confianza. 
  • Se debe saber que, a pesar de la manera en la que los medios de comunicación y otros medios lo malinterpretan, existe una clara diferencia entre los términos “pedófilo” y “pederasta”. No todos los pedófilos son pederastas ni buscan abusar de niños, y de manera similar, no todos los pederastas son pedófilos. A menudo, existen motivos ocultos para una conducta criminal y algunos son delincuentes situacionales. Contrariamente a la creencia popular, muchos pedófilos se encuentran tan aterrorizados de sus propias atracciones como las personas a las que les desagradan [11]. 
  • Debido al incontrolable problema de la falta de información, así como de la cobertura de los medios de comunicación con respecto a casos como el del ex entrenador de fútbol americano de Penn State, Jerry Sandusky, aquellos que tienen este tipo de atracciones a menudo temen salir y buscar ayuda para su enfermedad. Asimismo, los terapeutas no siempre son tan objetivos como deberían serlo, y algunos pedófilos se desesperan al no poder recibir la ayuda que necesitan. A su vez, es esa desesperación la que los lleva a hacer algo malo. 
  • No estigmatizar a las personas pedófilas: la mayoría de las personas con esta parafilia no constituyen un peligro para los niños. No todos los que tienen esta parafilia son abusadores o desean serlo. La creencia de que todos los pedófilos son posibles abusadores es un mito. [12]  
  • Recuerda que tu propio hijo o hija podría haber nacido con esta condición sexual. La mayor parte de las personas con esta atracción la descubre entre los 12 y los 18 años [13]. Si le repites a tu hijo que todas las personas que tienen pedofilia son "malas" o "depredadores sexuales" o "potenciales abusadores", tu hijo/hija podría terminar creyéndolo y evitar hablar del tema con su familia. Además podría sufrir depresión, aislamiento y tendencias suicidas al ver que su familia y amigos lo consideran un "depredador sexual" por su condición sexual. La mayor parte de las personas pedófilas intenta suicidarse ante de los 15 años.[14] 


Referencias
  1. http://www.huffingtonpost.com/diane-dimond/only-adults-can-stop-sand_b_1654655.html 
  2. https://www.apa.org/pi/families/resources/child-sexual-abuse.aspx
  3. http://www.health.harvard.edu/newsletters/Harvard_Mental_Health_Letter/2010/July/pessimism-about-pedophilia?utm_source=mental&utm_medium=pressrelease&utm_campaign=mental0710 
  4. https://www.apa.org/pi/families/resources/child-sexual-abuse.aspx 
  5. http://www.health.harvard.edu/newsletters/Harvard_Mental_Health_Letter/2010/July/pessimism-about-pedophilia?utm_source=mental&utm_medium=pressrelease&utm_campaign=mental0710 
  6. https://www.apa.org/pi/families/resources/child-sexual-abuse.aspx 
  7. http://www.huffingtonpost.com/paul-mones/protecting-kids-from-sexu_b_1100114.html 
  8. http://www.huffingtonpost.com/diane-dimond/only-adults-can-stop-sand_b_1654655.html 
  9. http://www.webmd.com/parenting/features/protecting-child-sex-abuse?page=2 
  10. http://www.webmd.com/parenting/features/protecting-child-sex-abuse?page=2 
  11. http://www.virped.org/
  12. http://www.webmd.com/mental-health/features/explaining-pedophilia 
  13. http://b4uact.org/science/survey/01.htm ↑ http://b4uact.org/science/survey/01.htm


Fuente: WikiHow

Damos las gracias a Zoey GM por compartirlo, es difícil encontrar este tipo de materiales.

jueves, 17 de julio de 2014

Sobre la masturbación femenina




Todo lo que queda fuera de esta norma: homosexualidad, masturbación, sexo oral, anal, etc. Han sido relegadas históricamente al terreno de la patología, el trastorno o la perversión. Siento este uno de los dispositivos más potentes para convertir la sexualidad como algo prohibido, pecaminoso y desconocido. 

Aunque esta percepción, en algunas partes del mundo, ha cambiado bastante existen todavía vestigios de esta cultura “castradora de la sexualidad” como fuente de placer, salud y bienestar. En este sentido, la masturbación entendida como una práctica prohibida, pecaminosa y pervertida con el paso del tiempo ha adquirido un carácter más permisivo y más positivo, aunque también tiene sus sombras ya que sigue tratándose como una práctica de segundo orden, de la que no se habla demasiado (sobre todo en el caso de la masturbación femenina), existe mucho desconocimiento o directamente se trata como una práctica a la que se recurre cuando no existe una pareja. 

Además, al igual que pasa con otros muchos aspectos de la sexualidad, la consideración social y personal que hemos adquirido sobre la masturbación es diferente según sea masculina y femenina, siendo una práctica más censurada para mujeres que para hombres. El deseo y las necesidades sexuales de las mujeres han sido tradicionalmente invisibilidadas, rechazadas y censuradas. Aún en la actualidad es muy raro encontrar a chicas jóvenes que reconocen abiertamente que se masturban, no así los chicos jóvenes que por el contrario lo exhiben como algo no solo normal sino positivo. 

La educación y socialización de las mujeres y niñas sigue estando acompañada de mensajes sexistas que transmiten una imagen muy negativa de aquellas mujeres que se muestran sexualmente activas y disfrutan de su cuerpo y sexualidad. Estos mensajes machistas refuerzan el tratamiento de la sexualidad como algo tabú y negativo, resultando devastadores para el buen desarrollo del autoerotismo y el autoplacer de las mujeres. 

Por eso, frente a tanto prejuicio, mito y falsas creencias. Desde educación sexual queremos defender una imagen positiva de la masturbación que nos permita disfrutarla para aprovecharnos de sus beneficios, que los tiene y muchos. 

En concreto, a través de la masturbación, se fomenta que cada vez más mujeres se apropien de su cuerpo, tengan un mayor conocimiento de este y experimente con él. Aumentado su capacidad para el autodisfrute y el placer. Para ayudar queremos compartir algunas de las técnicas que las mujeres utilizan para masturbarse ofreciendo ideas y posibilidades para quien quiera probar. ¡Que lo disfrutéis! 

TÉCNICAS DE MASTURBACIÓN FEMENINA 

Existen tantas formas de masturbarse como personas, de manera que cualquier intento de enumerar las maneras o técnicas existentes en las que las mujeres podemos masturbarnos resultará algo limitado frente a la realidad tan diversa que existe, sin embargo vamos a intentaros daros algunas ideas. 

La estimulación del Clítoris y la vagina acariciando o frotando el clítoris y alrededores es la forma más popular de autoerotismo femenino. (El 78% de las mujeres teniendo en cuenta las cifras del Informe Hite). Generalmente se lleva a cabo con las manos, o con los dedos pero también con vibradores. Eso sí, existen infinidad de variantes en posturas, iintensidades y objetos usados. 

En este vídeo sobre masturbación femenina, realizado por tres alumnas de Grado de Enfermería de la Universidad Rey Juan Carlos. 2011, nos muestran algunas de estas modalidades:

  • Estimulación clitoriana directa. 
  • Sobre los labios vaginales. 
  • Sobre la ropa. 
  • Con movimiento rotativo. 
  • Estimulación clitoriana con penetración vaginal intermitente. 
  • Estimulación con penetración vaginal continua. 
  • Estimulación con penetración vaginal al orgasmo. 
  • Estimulación palmar: talón en clítoris y dedos en vagina. 
  • Estimulación clitórico/vulvar tumbada sobre el vientre. 
  • Penetración vaginal acostada acostada sobre el vientre. 
  • Estimulación clitoriana empujando objeto suave. Se trata de frotarse con una almohada, cojín o bulto de ropa. Acostada y con el movimiento de tus caderas de forma que el objeto suave presione tu clítoris. 
  • En suspensión: empujando contra objeto. Por ejemplo el brazo de un sofá o cualquier otro mueble contra el que poder restregarse. 
  • Estimulación del punto G. La introducción de los dedos o de un dildo en la vagina puede ayudar a ubicarlo y estimularlo. 
  • Estimulación clitoriana con chorro de agua. Puedes seleccionar un chorro de la ducha y dirigirlo hacia tu clítoris dejando que caiga el agua incluso alternando con diferentes temperaturas. 
  • Estimulación anal. El ano es igualmente una zona muy sensible que puedes estimular usando los dedos o juguetes y con ayuda de lubricante para facilitar. 
  • Estimulación del clítoris, la vulva o cualquier otra parte de tu cuerpo con una pluma, un pincel o con tejidos u objetos de distintas texturas. 




miércoles, 16 de julio de 2014

Disforia de genero: Ariel




Tienen muchas cosas en común. Son adolescentes en los momentos más conflictivos y problemáticos, jóvenes de 14, 15, 16 años, a veces todavía menores. Muchos proceden de familias modestas y la formación cultural sólida no abunda entre ellos. Y todos manifiestan una necesidad urgente y radical de cambiarse de sexo, aquí y ahora. Dice que la naturaleza se equivocó con ellos, que el sexo con el que nacieron no es en realidad el suyo: 
  • “Me gustaban los chicos, pero no soy gay; no me atraen como hombre, sino como mujer.”
  • “Tengo 15 años. De mayor no sé, estoy en mi mundo de pava tonta. Sólo sé que quiero operarme. Odio lo que tengo. No quiero mi vagina para follar, sino para ser yo misma.” 
  • “Aún no lo he hecho del todo (15 años). Esperaré a tener mi vagina. Pero rollos, sí, claro. No hace falta decir nada. De noche todos los gatos son pardos.



Punto G Masculino





María Marín habla de sexo en deellas.com. 

En éste vídeo nos da a conocer el punto G masculino. Nuevas formas de disfrutar del sexo. 

Podéis ver más vídeos María Marín en: http://www.deellas.com/secciones/videos

 Produce mementoNET

Tao: Masaje sensual




Este sistema de masaje es una de las herramientas Taoístas más completas para conseguir una saludable integración del sexo en la vida cotidiana. Cuando damos o recibimos un masaje sexual unificamos la mente y el cuerpo. El masaje nos permite transmitir un sentimiento de unidad al hacer el amor; altera el grado de conciencia y acrecienta sensaciones, de modo que, con la práctica, ayuda a controlar y a prolongar el placer y los momentos de éxtasis.



La palabra masaje proviene de diversas raíces que llevan a un propósito claro, el cual es el de proveer contacto físico entre dos personas, como -massech- del hebreo que significa tocar o palpar. La clave está en el contacto cuerpo a cuerpo de la pareja, haciendo especial y cuidadoso detenimiento en las zonas erógenas de él o ella. Se busca despertar los sentidos mediante un preámbulo ideal para la relación sexual, aumentando los niveles hormonales que incitan la excitación al igual que otros juegos sexuales. Pero el masaje representa una intimidad mas extrema y cercana, es cariñoso, es prolongado, es sensual, es apasionado!. El ser recorrido por tu compañero/a sin llegar al sexo inmediatamente de forma directa, abre la mente a una forma espectacular de seducción inigualable que impone al éxtasis para luego concluir en una relación sexual cargada de excitación, emoción y ansias!

Disforia de genero: Edurne




¿Es posible que un niño de seis años desarrolle, a una edad tan temprana, trastornos de identidad sexual? ¿Se puede hablar de transexualidad? La vorágine mediática casi no deja lugar al respiro. El caso del escolar del colegio San Patricio, que se siente niña y quiere ser tratado como tal, ha trascendido con inusitado protagonismo y puede que sea necesario hacer un paréntesis para aclarar conceptos que pueden estar equivocados. En la Unidad de Transexualidad e Identidad de Género de Málaga, pionera en toda España, aportan algunas claves para poder entender mejor qué puede estar pasando, aunque cada caso sea particular. Y parten de la base de que sólo el 15% de los niños con disforia de género termina siendo transexual.

jueves, 12 de junio de 2014

Sexo seguro entre mujeres



Cuando hablamos de relaciones entre mujeres que practican sexo con otras mujeres y de las enfermedades de transmisión sexual (ETS), existe la falsa creencia de que dichas relaciones son seguras. Pero nada más lejos de la realidad. Aunque la mayoría de la información sobre las ETS se enfoca hacia los heterosexuales y hacia el colectivo gay masculino, hay que tener en cuenta que las relaciones lésbicas no están libres de dichas enfermedades, ya que el riesgo no estriba en la sexualidad de cada uno si no que varía dependiendo de las prácticas sexuales y número de parejas de cada individuo


Esa falta de información, tanto por parte de los medios como por parte de los facultativos, unida a la creencia de muchas mujeres, que opinan que el riesgo de las relaciones lésbicas es cero, hacen que sea necesario poner en práctica campañas de sensibilización tanto para unos como para otros. 

Las ETS más frecuentes entre las mujeres son: la tricomoniasis, el papiloma humano, las candidiasis, las clamidias, la vaginosis bacteriana y el herpes genital, además del VIH. Y lo peor de algunas de estas enfermedades es que, a veces, no ocasionan síntomas y resultan verdaderamente peligrosas ya que pueden provocar infertilidad y, además, deben tratarse las dos partes de la pareja para solucionar el problema. 

Por desgracia, el porcentaje de mujeres que se protege al mantener relaciones sexuales con otras mujeres es mínimo, es por ello os dejamos aquí una serie de consejos a tener en cuenta para aprender a protegernos y no poner en riesgo nuestra salud. 


  • A la hora de practicar el sexo oral, o el frote de sexo con sexo, debéis utilizar campos de látex, entre ellos se hallan el preservativo femenino, las barreras de látex o los condones


Barrera de látex.


  • En el caso de que la pareja esté menstruando, o tenga una infección vaginal, se debe evitar el sexo oral desprotegido. 



  • Si empleáis juguetes sexuales, éstos deben limpiarse adecuadamente y usarlos siempre con preservativos. De hecho, tiene que sustituirse cuando lo paséis de una a otra y también si los cambiáis de la vagina al ano




  • Respecto a la penetración manual, se pueden utilizar dediles o guantes de látex, especialmente si hay heridas en las manos. Existen guantes muy finos que se adquieren en farmacias y podéis untarlos con un poco de lubricante



  • Si vas a tener relaciones sexuales con una mujer e ignoras si es portadora del virus VIH, debes saber que existe el riesgo de la transmisión del virus en todas aquellas prácticas en las que sangre o flujo vaginal penetran en el organismo de la otra persona. Por lo tanto, la protección es fundamental. 
  • Y, ante cualquier síntoma, no dudéis en consultar con vuestro ginecólogo.

Autora: Gloria Montero
Publicado en: Oveja Rosa


Damos las Gracias a Mariajo Masapont por compartirlo


lunes, 9 de junio de 2014

Cómo hablar de sexo con tus hij@s



¿Te preocupa la educación sexual de tus hijos e hijas? ¿Sabes lo importante que es su satisfacción sexual y afectiva? ¿Te preocupan los estereotipos de género y la desigualdad en sus relaciones? Pues aquí te dejamos unas claves para tener en cuenta al tratar la educación sexual con los niños y niñas ¡una educación necesaria y la mejor medida preventiva!



viernes, 6 de junio de 2014

Paris años 20: Sexo y erotismo




Deslumbrantes, ingeniosos, insolentes, los años 20 son un momento mágico de la historia de París. La capital francesa se convirtió, durante esa década, en un torbellino de fiestas, laboratorio de vanguardias artísticas y centro de la revolución social mundial. El documental nos ofrece una oportunidad única de ver imágenes desconocidas de la época. Archivos recuperados de videotecas de todo el mundo, coloreados y sonorizados para conseguir un mayor realismo. El resultado final es una obra de arte que construye un retrato inédito de la época. Artistas de todo el mundo y todas las disciplinas, aristócratas y millonarios, gente de a pie y bohemios. Todos querían formar parte de la efervescencia que se apoderó de la capital francesa al finalizar la primera Guerra Mundial. Querían olvidar los horrores vividos, inventar un nuevo mundo sin guerras, un mundo de risas y placeres.

5 mitos sobre el sexo derrumbados por la neurociencia



Parecería que nos gusta tener todo debidamente ordenado: incluso el sexo debe tener unos ciertos rituales, nos debemos comportar de una forma en particular y las cosas que nos deben gustar son muy específicas. Si nos salimos de ahí, es un mundo nuevo y extraño, poco “normal”. Tenemos un montón de ideas sobre la sexualidad y el amor pero, también existen mitos y creencias. Pero parece que la ciencia gana una vez más… así que veamos estos mitos sobre el sexo desmentidos por la neurociencia

1. Los hombres están programados para engañar 

En primer lugar, si los hombres estuvieran genéticamente programados para engañar, las mujeres no se exaltarían cuando les son infieles. Además, hay que tener en cuenta que los genes no dirigen nuestro comportamiento sexual; sí puede predisponernos a ciertas actitudes, pero nuestros lóbulos frontales, encargados del juicio y la toma de decisiones, son los que tienen mayor peso en este caso. 

2. El porno le gusta solo a los hombres 

Lo cierto es que a nuestro cerebro parece gustarle el porno: ante una imagen sexual, la respuesta del cerebro es dos o tres veces más fuerte que con cualquier otro estímulo. Y esto no solo pasa en el cerebro de los hombres, también las mujeres lo hacen, aunque con algunas diferencias en las zonas de activación cerebral. Sin duda alguna, el gusto por el porno produce lo mismo en el cerebro de hombres y mujeres. 

3. El amor y el odio son polos opuestos 

Todo el mundo piensa que el amor y el odio son dos sentimientos opuestos. En los experimentos llevados a cabo con imágenes neuronales, se vio que cuando una persona sentía odio hacia algo, se iluminaban unas partes del cerebro, algunas de las cuales eran las mismas que las del amor. 

4. Los hombres quieren sexo, las mujeres amor 

Es una historia vieja como la humanidad misma: se nos ha hecho creer que hombres y mujeres quieren cosas diferentes. Sin embargo, el cerebro nos muestra que hay una gran variabilidad entre las personas independientemente de su sexo, es más: no hay diferencias en el cerebro en la parte relacionada al amor platónico. Además, hay encuestas que muestran que los hombres y las mujeres tienen las mismas razones para tener sexo esporádico. 

5. El amor es una emoción 

Muchas veces se cataloga al amor dentro del grupo de emociones, como el enojo o la sopresa; pero si has estado alguna vez enamorado sabrás que este sentimiento no es tan fugaz como los otros. Los neurocientíficos han descubierto que el amor es algo así como una “unidad” dentro del cerebro, como la que tenemos para la comida o el sexo. El amor romántico es una experiencia física muy fuerte que no solo permite que nos reproduzcamos, sino también que tengamos una mejor relación con nuestros pares, por lo que podría decirse que el amor es un aspecto evolutivo. La neurociencia ha derrumbado algunos mitos sobre sexo, pero tú, ¿qué otros mitos y leyendas sobre este tema crees que existen? 


Artículo escrito por: Lucia Vazquez – ojocientifico.com

Belleza femenina y cerebro masculino: Lóbulo Frontal




Que los hombres y las mujeres piensan muy distinto no es ninguna novedad. Pero hasta ahora se creía que esas diferencias de pensamiento se debían al funcionamiento de las hormonas sexuales o a causa de las presiones sociales que hacen que nos comportemos de una manera diferente ante una misma situación. En general, se creía que la estructura básica del cerebro y sus funciones principales eran las mismas para ambos sexos. Sin embargo, estudios científicos recientes han demostrado que este órgano posee una estructura diferente en hombres y en mujeres. Esta diferencia radica en que el cerebro masculino y el femenino se forman a partir de distintos programas genéticos, lo que provoca una gran cantidad de variaciones anatómicas. Los especialistas han confirmado además, que existen diferencias en los circuitos neuronales y en las sustancias químicas que transmiten los mensajes entre las neuronas.

Poliamor: Relaciones extrañas




Poliamor es un neologismo que significa tener más de una relación íntima, amorosa, sexual y duradera de manera simultánea con varias personas, con el pleno consentimiento y conocimiento de todos los amores involucrados. Con frecuencia se describe como "no-monogamia consensual, ética, y responsable." La palabra se usa a veces en un sentido más amplio para referirse a relaciones sexuales o románticas que no son sexualmente exclusivas, aunque existen desacuerdos acerca de qué tan ampliamente se aplica el término; la característica definitiva más ampliamente aceptada es su énfasis en la ética, honestidad y transparencia con todos los involucrados. El término se puede referir a la naturaleza de una relación en algún punto en el tiempo o a una filosofía u orientación relacional (similar a género u orientación sexual). Algunas veces es un término general que cubre varias formas de relaciones múltiples; los acuerdos poliamorosos son diversos.




Los testimonios de mujeres que han tenido partos orgásmicos han sido recogidos por la sexología científica desde mediados del siglo pasado. El tipo de mecanismo oxitocinérgico que activa la eyección del flujo que lubrifica la vagina para el coito, o el que bombea el liquido seminal desde la vesícula seminal y produce el reflejo de eyección del semen, es el mismo que el del reflejo de eyección de la leche; y también el del reflejo de los músculos uterinos para el proceso del parto. El matrimonio Masters y Johnson efectivamente comprobó que en todos los orgasmos se producen ‘contracciones’ del útero, sea cual sea el origen del proceso orgásmico, y además registraron el latido del útero durante el orgasmo con electrodos intrauterinos (orgasmos simples, múltiples, relajación final…).

sábado, 24 de mayo de 2014

Reorientación sexual: ¿se puede dejar de ser gay?



El pasado 4 de febrero, Escocia se convirtió en el decimoséptimo país en legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo y mientras este gran paso hacia el progreso es justamente celebrado alrededor del mundo, por otro lado, también hay quienes desde distintas partes del globo, hacen notar su desacuerdo. Desde vergonzosas campañas en contra de la homosexualidad a crueles y cobardes ataques neonazis a homosexuales en países como Rusia, incluyendo, entre otras cosas, “terapias” o “tratamientos” tan disparatados como los que aseguran que “las personas pueden dejar de ser gay”. La cuestión es simple, si de provocar revuelta y controversia se trata, hablemos de la terapia de reorientación sexual, sus polos y como siempre, lo que podemos asegurar desde las ciencias.

Crueldad y discriminación: la “terapia de reorientación sexual”


La llamada terapia de reorientación sexual prácticamente polariza a las sociedades de forma inmediata: por un lado están los fundamentalistas religiosos (quienes inventaron este tratamiento) asegurando que la homosexualidad es una opción que puede revertirse abrazando la religión, por el otro están quienes creen que no sólo no se trata de algo que se pueda revertir, tratar o “que deba tratarse”, sino que aseguran que lógicamente, no es más que algo cruel, desmoralizante e ineficaz.

También conocida como “terapia reparativa” o “terapia de conversión”, se trata de una serie de métodos que buscan la modificación de la orientación sexual de personas bisexuales y homosexuales para eliminar o aminorar sus deseos y comportamientos homosexuales. Para este fin, se aplica el método psiquiátrico y psicológico conocido como terapia de aversión, el psicoanálisis, la modificación y el moldeamiento del comportamiento, el consejo religioso y la oración.

Por supuesto que no existe la más mínima evidencia de que semejante cosa pueda funcionar para lograr semejante disparate de cometido y no es difícil sentir una mezcla de humor, vergüenza y molestia al leer sobre esta terapia. Sin embargo, el tema puede analizarse desde las ciencias y de esta manera, los expertos aseguran que tampoco hay que apresurarse a tomar una postura tan mesurada, puesto que si bien no existen casos registrados en los que un homosexual pueda cambiar su orientación sexual o dejar de sentir atracción por personas de su mismo sexo, es posible establecer ciertas consideraciones que, bajo otras circunstancias, podrían incidir en la orientación sexual de las personas.

Reorientación sexual, ¿qué podemos decir desde las ciencias? 

La psicóloga y profesora Heather Hoffmann, cabeza del programa de neurociencia en la Universidad de Knox en Galesburg, Illinois, asegura que hay ciertas consideraciones a tener en cuenta respecto a la forma en la que el condicionamiento, las experiencias y el aprendizaje pueden incidir directamente en los patrones de excitación sexual, jugando un rol fundamental en la orientación sexual del individuo.

Las investigaciones de la Dra. Hoffmann han demostrado cómo la excitación sexual está sujeta al llamado condicionamiento Pavloviano, al modelo estímulo-respuesta o aprendizaje por asociaciones (E-R), el método de aprendizaje asociativo que consta del emparejamiento repetido de un estímulo con otro consiguiente hasta que, por último, el primero desencadena una expectativa del segundo. En esencia, aquello que Aristóteles había llamado “Ley de contigüidad”.

Abre tu mente, luego tu boca: aprendizaje y estímulos en la apertura sexual


Hoffmann muestra en su trabajo como tanto hombres como mujeres pueden ser condicionados a excitarse sexualmente ante la exposición a un estímulo, como puede ser un aroma o un objeto, durante el aprendizaje. Al mismo tiempo, los individuos también podrían condicionarse de acuerdo a sus experiencias de vida, es decir, las vivencias que moldean la personalidad, los gustos y las preferencias sexuales de cada uno, aprendiendo y acostumbrándose a excitarse sexualmente por algo o alguien luego de tener una experiencia de tipo sexual con ese alguien o ese algo. 

Si bien, por razones más que obvias, aún no se cuenta con experiencias que puedan comprobar lo que asegura Hoffmann, sí existe amplia evidencia de cómo esto funciona en otras especies de animales, reino en el que la homosexualidad no es noticia y abundan casos bien documentados. Mencionemos por ejemplo un experimento reciente desarrollado con codornices macho a los que se les alteraron las hormonas para que otros codornices macho vírgenes pudieran practicar el coito con estos. Luego de la experiencia de aprendizaje natural de los codornices macho vírgenes, se constató que de hecho muchos de estos optaron por el coito con otros machos, lo cual demuestra que muchos fueron efectivamente orientados sexualmente a través del aprendizaje. No obstante, la atracción hacia las hembras no desapareció, o sea que lo que ocurrió fue la apertura sexual, es decir que hubo una ampliación en el abanico de fuentes de estimulación sexual. 

La mayor plasticidad erótica de las mujeres


Por otro lado, la Dra. Lisa Diamond, profesora de psicología de la Universidad de Utah, se refiere también a la cuestión en su libro Sexual fluidity, en donde tras 10 años de investigación, demuestra también cómo las mujeres tienen una mayor plasticidad erótica y como su sexualidad puede ser moldeada por influencias culturales o alterada por experiencias ya sean positivas o negativas con el sexo opuesto. La Dra. Diamond señala que la fluidez sexual femenina se desarrolla con mayor facilidad que la masculina, pudiendo surgir la estimulación que da lugar a la excitación sexual tanto desde una fuente masculina como femenina, por ejemplo mediante imágenes tanto de hombres como de mujeres, mientras que esto no es tan común en el sexo masculino. 

La mayor plasticidad erótica de las féminas puede explicar el registro existente de mujeres con más éxito en la adaptación a la heterosexualidad luego de la apertura bisexual u homosexual que en el caso de los hombres. Sin embargo, en ambos casos, la reorientación sexual nunca ocurre en sí, el individuo no cambia su preferencia sexual: la expande. Sobre las investigaciones de la Dra. Diamond, Hoffmann menciona que la fluidez sexual es más bien como una ampliación de su patrón de atracción en lugar de la eliminación de su patrón original y si bien los hombres tienen esta capacidad, parece ser más prominente entre las mujeres. 

Homosexualidad, predisposición y genética 




Finalmente, como lo vimos cuando te enseñé aquella publicación acerca de los mitos sobre la homosexualidad derrumbados científicamente, sorprendentemente, hay una cuota de genética que puede incidir: desde la exposición hormonal en el útero a diferencias fisiológicas a nivel cerebral, según se indica desde la neurociencia. Además, está el curioso caso de los gemelos idénticos (que comparten el 100% de los genes) y los gemelos fraternales (comparten el 50%), en donde la orientación sexual de cada uno siempre es la misma, ya sea heterosexual, homosexual o bisexual, ambos la comparten y puede ser un interesante indicador de cómo la genética y la sexualidad están relacionadas. 

El psicólogo Gerulf Rieger, de la Universidad de Cornell, asegura que efectivamente, la genética no determina completamente la sexualidad de una persona al momento de su nacimiento, pero que sí influye en el desarrollo desde el útero, lo cual acompañado por la formación, las experiencias tempranas y los primeros estímulos sexuales del individuo, sí será incidente en la orientación sexual del sujeto especialmente durante la pubertad. Lee Beckstead, psicólogo de la Universidad de Utah, menciona que si bien la influencia genética no puede ser completamente alterada, tiene sus dudas respecto a los demás factores y se necesita más información para determinar si los factores prenatales que pueden incidir en la orientación sexual se pueden modificar o no. 

Conclusión: 

En conclusión, aunque no se necesita aclarar mucho que con oraciones no se puede cambiar a un sujeto, no sabemos si una combinación del condicionamiento Pavloniano, la manipulación de los procesos de aprendizaje y la alteración hormonal podría aplicarse a una persona para cambiar a gusto su orientación sexual y direccionarlo a tener un comportamiento y un modo de vida heterosexual. Personalmente, la primera pregunta que me surge es ¿por qué diantres alguien querría hacer semejante cosa? ¿Por qué intentar cambiar la orientación sexual con la que se siente a gusto? 

Sin dudas, esta es una cuestión meramente cultural en la cual factores políticos, ideológicos, sociales y especialmente religiosos tienen una inmensa y triste influencia. Para la comunidad científica, esto ni siquiera es algo que valga la pena estudiar: no necesitamos desarrollar una terapia para reorientar las preferencias sexuales de las personas. 

No hay estudios científicos al respecto porque no necesitamos respuestas, no necesitamos encontrar la solución a un problema que no existe.


Articulo escrito por: Fernando Pino
Publicado en: Ojo Científico

viernes, 23 de mayo de 2014

Topografía del Sexo




Este mapa se trata de Coitus Topographicus, obra que fue publicada por la firma Push Pin Studios en su magazine de marzo abril de 1980. 

Fue creado por Richard Mantel, Liz Gutowski y Seymour Chwast. 

Mapa original e imagen ampliada en AIGA Design Archives.

Turismo sexual: ¿De qué se trata?


© Depositphotos.com/Smithore

Parece que el turismo sexual está de moda últimamente. Esto no es algo nuevo, sino que comenzó hace décadas. En la actualidad podríamos hablar de un turismo sexual menos ético en relación a la prostitución y la trata de personas, pero también de otro más positivo relacionado con conocer gente y con la búsqueda de experiencias nuevas. 

Turismo sexual: ¿De qué se trata? 

Existen muchos tipos de turismo. En los últimos años ha habido una expansión en este concepto que ha creado distintos estilos de viajar según la intención que tenga el propio viajero. 

Así, por ejemplo, hoy conocemos el turismo rural, más centrado en el mundo de la naturaleza; el turismo gastronómico, si deseas viajar a lugares con una gran tradición en su comida; o incluso el turismo aventura, que acerca a la persona a actividades deportivas de riesgo. 

Y en este auge de los diferentes estilos de turismo sobresale uno por encima de los demás, sobre todo en cuestiones de legalidad y moralidad: el turismo sexual. 

¿Qué es? Se trata de viajar a un lugar con la única intención de tener relaciones sexuales. A simple vista no tendría por qué ser algo negativo o inmoral; el problema aparece cuando no se cumplen los derechos de las personas y se trata con un mundo totalmente inhumano. 

El sexo como negocio 

Ése es el caso de la prostitución, la trata de personas y el sexo con menores de edad. En diversos países, como algunos del sudeste asiático o Centroamérica, la ley no actúa frente a la explotación con menores, por lo que la prostitución infantil se convierte en un reclamo para algunos turistas que buscan relaciones sexuales con menores. 

Lo mismo ocurre con la prostitución con adultos en muchos otros países del mundo, en ocasiones aceptada y totalmente legal, con lo que el sexo se convierte en un negocio que no sólo trata con dinero, sino también con personas. 

Estos turistas buscan concretamente estos países en los que no existen penas para sus delitos, o donde la edad de consentimiento sexual es menor, en ocasiones escapando de su propio país con la intención de ocultarse. 

Ni qué decir tiene que todo lo relacionado con la explotación de personas con fines sexuales, a menudo a base de amenazas o chantajes, y sobre todo la negación de la ética y los derechos humanos, son cosas que hay que rechazar por completo. 

Muchas organizaciones se centran en la lucha contra este horrible negocio, pero tristemente aún hay mucho que hacer al respecto. 

No todo es negativo 

Está claro que este primer tipo de turismo sexual queda catalogado como inmoral, poco ético o incluso inhumano. Pero muchas personas realizan otro tipo de turismo sexual que nada tiene que ver con el primero. 

Se trata de aquellos turistas que viajan buscando países cuyos habitantes tienen unos rasgos que les resultan más atractivos, o a quienes les excitan los países con climas más calurosos y exóticos, o simplemente a quienes buscan más emoción y novedad en sus experiencias. 

Quizá no se trate de turismo sexual propiamente dicho, sino de una forma de viajar con la intención de conocer a gente nueva y tener la posibilidad de mantener relaciones sexuales en otros países y cumplir ciertas fantasías personales. 

Obviamente, esta forma de viajar en busca del sexo estaría totalmente en contra de los aspectos ilegales e inmorales anteriormente explicados. 

Si tu intención es buscar un turismo sexual como el primer caso, piensa en todo lo que eso significa y todo lo que contribuye a la negación de los derechos humanos. Quizá con eso se te quiten las ganas. 

Pero si buscas simplemente nuevas experiencias sexuales, dejando a un lado la ilegalidad e inmoralidad, no lo dudes. 

Por tanto, si te ves estancado en tus relaciones sexuales, quieres darles un gran cambio y eres de los que están abiertos a nuevas experiencias, plantéate esta nueva opción en tu vida.


Publicado en: Portal del Hombre
 

5 fantasías sexuales que deberías cumplir antes de morir


El imaginario de fantasías sexuales es casi infinito pero hay algunas experiencias que merecerían llevarse a la práctica, mientras todavía dispongamos de un cuerpo de carne y hueso.

A veces no entender el idioma puede ser mejor. En la imagen, un fotograma de 'Vicky Cristina Barcelona'.
Foto: Everett Collectio


1. Hacer un trío 

“Podíamos haber tenido más sexo, pero no había gente suficiente”, dijo en una ocasión Woody Allen que, en otro momento, añadió “el sexo entre dos es algo hermoso, pero entre cinco es fantástico”. Hacer un trío es una de las fantasías sexuales más comunes entre hombres y mujeres. Una consecuencia lógica para cualquier mente mínimamente inquieta y con ganas de darle la vuelta a las cosas, que puede fácilmente preguntarse cómo será el sexo con la introducción de un tercer personaje. En las parejas de larga duración y con cierta curiosidad erótica, la perspectiva de un trío aparece antes o después, debido al hecho de que el número dos, que generalmente se aburre solo, tiende siempre a expandirse. Tras un cierto tiempo, la pareja tiene hijos, sobrinos, perros, gatos o nuevos compañeros de cama. Existen un sinfín de artículos que avisan de las reglas a establecer a la hora de hacer un trío. Yo solo soy partidaria de dos básicas: sexo seguro –preservativo– y evitar hacerlo con alguien al que nos unan ciertos vínculos afectivos. Lo demás se verá sobre la marcha, puesto que reglas y prohibiciones tenemos ya de sobra. 

Están también los apocalípticos de este tipo de prácticas, que predicen un futuro de caos y destrucción y el fin irremediable de la pareja, en el caso de que la haya. Créanme, a la mañana siguiente el aire sigue siendo respirable y la Tierra gira en su misma órbita. Y si la experiencia ha sido gratificante, el paso siguiente es incluir a más individuos en la relación. Los swingers sostienen que el sexo en grupo nunca ha hecho que un mal matrimonio sea bueno, pero sí ha conseguido que un buen matrimonio sea mejor, además de ser un amplificador de las sensaciones que se tienen cuando se mantienen relaciones con una sola persona y además, según ellos, nos enseña complicidad y tolerancia. 

2. Probar con una persona de tu mismo sexo 

En el sexo, como en todos los ámbitos de la vida, uno puede ir en plan turista, buscando principalmente la seguridad, el confort y la ausencia de problemas, o hacerlo a la manera de los viajeros, donde la incertidumbre, la incomodidad, el polvo y los imprevistos están a la orden del día, pero también las experiencias más vivas y menos artificiales. Los que elijan el camino cuesta arriba llegarán más cansados, pero tendrán también mejores vistas, una vez alcanzada la cima. Si entendemos la sexualidad como un viaje y no como una excursión organizada, es muy probable que, en algún momento de nuestras vidas, nos preguntemos qué hay detrás de la valla de la heterosexualidad y queramos probar una experiencia con alguien del mismo sexo. Según un artículo del Huffington Post titulado 11 Cosas que siempre quiso saber sobre el sexo lésbico y nunca se atrevió a preguntar, el 80% de las mujeres heterosexuales ha tenido fantasías lésbicas. 

Muchas que quisieran poner en práctica esta idea contarían con la aprobación de su pareja, a la que generalmente le pone pensar en su novia haciéndoselo con otra chica –¿cuántas mujeres aprobarían que su novio se lo hiciera con otro hombre?–. Además, casi todos podemos imaginar y predecir lo que va a ocurrir en una relación sexual hombre-mujer, incluso hombre-hombre, pero es más complicado visualizar lo que pasa entre dos mujeres, si una no lo ha experimentado antes. Lo único predecible es que la lengua, manos e imaginación serán, en principio, las armas disponibles para reemplazar al omnipresente falo. Hace años escribí un artículo sobre amor entre mujeres y hablé con muchas. Algunas eran homosexuales puras, otras bisexuales y otras habían pasado por épocas heteras u homo, alternativamente. Pero recuerdo que dos de las que habían mantenido relaciones con hombres me comentaron que tuvieron su primer orgasmo con el sexo lésbico, que les aportó una considerable dosis de sensualidad y les ayudó a conocer a fondo el cuerpo femenino. 

3. Practicar el sexo con alguien que no hable ni una sola palabra de tu idioma. 

Durante años hemos escuchado el mantra de que la comunicación es la base de una buena relación, pero no todo el mundo está de acuerdo con eso. Por lo pronto, la psicóloga norteamericana Sue Johnson, especializada en la terapia focalizada en las emociones, lo que los anglosajones llaman ETF (Emotionally Focused Therapy), y autora del libro Abrázame fuerte: Siete conversaciones para un amor duradero (Urano, 2009) sostiene que los cimientos para una buena armonía en la pareja pasan por establecer una conexión emocional segura y fortalecer el vínculo afectivo. Johnson describe en su obra cómo en sus inicios como terapeuta de parejas se dio cuenta de que éstas no querían ser razonables y que el amor tenía más que ver con cosas no negociables ni lógicas que con argumentos intelectuales. 

Las emociones pueden expresarse de palabra, pero parece que no es tan importante lo que se dice sino cómo se dice y, de la misma forma que a los bebés no solo hay que comunicarles que se les quiere sino que es más importante abrazarlos, tocarlos, jugar con ellos y demostrarles nuestro afecto, más con hechos que con palabras, lo mismo nos ocurre a los adultos. 

En un artículo de 2forcouples.com, titulado Lovers who speek different languages (literally), el escritor canadiense Mark Moyes relataba sus experiencias cuando fue a vivir un tiempo a Japón y conoció a una japonesa con la que intimó. El completo desconocimiento de la lengua del otro, convirtió la relación de pareja en una película muda o, como mucho, en una de Tarzán en la que los diálogos se reducían a la frase “yo Tarzán, tu Jane”, pero la falta de entendimiento, lejos de ser un impedimento para la relación o para el sexo, como reconoce Moyes, fue más bien una ventaja. El escritor aprendió mucho sobre comunicación no verbal y, como cuenta en el artículo, “el amor y sus más primitivos elementos: actitud protectora, ternura, intimidad… crecen más rápido cuando uno no puede protegerse detrás de las palabras. Cuando solo eres algo”. 

Cuando no hay vocabulario, hay que recurrir a otro lenguaje, generalmente más rico y que todos conocemos, y que describe mucho mejor nuestras emociones. ¿Necesitan los dueños de perros, gatos u otras mascotas, una lengua para comunicarse con sus amigos más fieles? Yo más bien pienso que si los animales y los humanos tuvieran un lenguaje común, desaparecería toda la magia y la grandiosidad que existe entre un hombre y su perro. 

4. Explorar el sexo tántrico 

Hace cientos de años los tántricos desarrollaron su doctrina para adquirir un mayor nivel de consciencia y se valieron del sexo porque estaban convencidos de que la sexualidad es la mayor fuente de energía de que dispone el ser humano. Hoy en día, la palabra tantra nos remite automáticamente a la idea de una serie de prácticas sexuales para retrasar la eyaculación y potenciar el orgasmo. “Es lo que se llama neotantra. Una visión parcial de esta filosofía encaminada a mejorar las relaciones sexuales, aunque sus efectos llegan a todos los ámbitos de la vida. Es lo que ocurre con el yoga. Uno puede querer empezar a practicarlo para sentirse más flexible pero sus consecuencias van mucho más allá”, comenta Munindra, maestro tántrico que imparte clases en España en su escuela Tantraway 

Según Munindra, “la sexualidad que habitualmente tenemos es bastante inconsciente y, aunque aprendamos cosas nuevas, ésta se rige habitualmente por un patrón demasiado mecánico. Con el tantra podemos hacer que se vuelva algo más consciente, lo que hará que disfrutemos más de ella y que además, a través de nuestras relaciones sexuales podamos empezar a descubrir cosas y crecer en otros ámbitos de nuestra existencia”. 

“Muchos de los ejercicios que proponen ahora los sexólogos para mejorar la calidad de las relaciones vienen del yoga o del tantra”, asegura este maestro, “y la mayoría son prácticas sencillas de respiración o control de los músculos pélvicos. En el tantra, como en el yoga, uno elige el nivel en el que quiere trabajar. No hace falta hacerse vegetariano ni retirarse a un ashram para empezar a disfrutar de sus beneficios. Y que nadie piense que los tántricos eran un puñado de gente aburrida que quería retirarse del mundo. Al contrario, lo que ellos pretendían eran ser más conscientes de todo lo que ocurría a su alrededor”. 

5. Tener una aventura 

Antes que nada aclararé que mi idea de amante se corresponde con la de una persona a la que se ve casi exclusivamente para tener sexo y con el que nos une un vínculo puramente sexual; no hace falta tener pareja para tener un amante, se puede hacer perfectamente estando soltero. Lo interesante de esta propuesta es el hecho de relacionarse con alguien por motivos estrictamente sexuales, sin ánimo de lucro y cuyo fin primordial es rendir culto a la lujuria. 

Un compañero sexual sin compromiso con el que explorar las diferentes facetas de la sexualidad es un perfecto entrenamiento para crecer en este ámbito, además de proporcionar una sensación de aventura gracias a los encuentros en lugares poco comunes, la puesta en práctica de nuevas posturas, las visitas imprevistas a altas horas de la madrugada y demás ideas que vayan surgiendo por ambas partes. 

“El amor es el ingrediente secreto del sexo”, le decía una amiga a la protagonista de Nymphomaniac. Cierto, pero también es verdad que muchas veces el amor, o esa equivocada idea que a menudo se tiene del enamoramiento, nos ha impedido disfrutar del sexo todo lo que deberíamos, probablemente fijando la atención, única y exclusivamente, en satisfacer al otro. 

En un artículo de Suzanne Braun Lavine titulado 8 Reasons why sex is better after 50 dedicado a las mujeres, la autora enumera en segundo lugar que “se puede separar el sexo del amor”. En este apartado Suzanne subraya cómo “antes de los 50, la mayor parte de las mujeres invierte muchos años en mitos románticos –como unir sexo, matrimonio y amor–, pero cuando se entra en la segunda edad adulta, la experiencia y la independencia que traen los años hace que muchas mujeres empiecen a separar sexo de compromiso, lo que les hace diseñar a su gusto sus encuentros sexuales, ya sea con conocidos, amantes o amigos con derecho a roce y disfrutar de su sexualidad, sin más”. La buena noticia es que con un amante no hay que esperar a cumplir esa edad. 


Escrito por: Rita Abundancia
Publicado en: El País